Cuándo realizar reclamaciones de seguros de mala fe

Cuándo realizar reclamaciones de seguros de mala fe

Cuando una compañía de seguros ha denegado la cobertura, no está dispuesta a proporcionar un acuerdo y asuntos similares, una compañía de seguros puede estar involucrada en reclamos de mala fe. Esto significa que el transportista está tratando de no proporcionar una compensación monetaria con derecho a una póliza que tiene cobertura de los daños causados ​​por el incidente.

Si una casa se ha inundado y existe cobertura contra inundaciones con la póliza, la empresa debe proporcionar una compensación para reparar el daño. Sin embargo, algunas compañías de seguros se enfrentan a estas situaciones al negar el acuerdo, al no estar disponibles para comunicarse y al ser tan difícil que el tomador de la póliza pueda dejar de contactar.

Para las víctimas de las compañías de seguros que practican la mala fe, estas situaciones son peores que el daño en sí. Las personas intentan contactar una y otra vez con poco o ningún resultado. No pueden obtener una respuesta directa que no sea una negación. Estas personas no pueden obtener los acuerdos que necesitan a través de la compañía de seguros. Esto significa que se necesita ayuda adicional. Un abogado bien versado en compañías de seguros que practican reclamos de mala fe es necesario y crucial para garantizar que se proporcione un acuerdo monetario cuando la víctima tenga derecho a la compensación. Sin embargo, si la afirmación no es válida, es mejor saber por qué.

Prácticas de mala fe

Cuando una compañía de seguros no quiere pagar o decide intentar mantener los acuerdos de las personas con derecho a una compensación monetaria, se involucra en prácticas de mala fe. Estos pueden observarse a través de llamadas telefónicas que nunca llegan a una persona, consultas de comunicación que no brindan la información necesaria, denegaciones por reclamos legítimos, denegaciones sin razón dada incluso cuando se ha hablado con alguien y caminos similares. Cuando el transportista se comporta de una de estas maneras, es difícil comunicarse con alguien que pueda ayudar con el problema de la cobertura y los daños. Esto significa que es posible que deba comunicarse con un abogado para obtener apoyo.

La comunicación con un ajustador generalmente proporciona poca información sobre si se puede ofrecer un acuerdo. Además, si se hace una oferta, puede ser mucho menor de lo razonable o justo. Esto puede ser para apaciguar al asegurado para que acepte algo incluso si no es suficiente para reparar el daño. Sin embargo, cuando estas empresas se involucran en estas prácticas de mala fe, es posible que no sea suficiente para evitar que una persona asegurada busque asistencia legal. Es imperativo que se contacte a un abogado para que, incluso si la compañía de seguros está participando en prácticas de mala fe, la representación legal pueda aumentar exponencialmente las posibilidades de obtener un acuerdo razonable.

Seguir un reclamo

Para presentar un reclamo debido a prácticas de mala fe, se debe determinar que no existe un reclamo legítimo o válido o que la empresa se niega o se niega a comunicarse para que pueda salir de un acuerdo. Si el reclamo no es válido, perseguir la acción no tiene sentido. Esto luego conduce a un cese de acción en nombre del titular de la póliza. Sin embargo, si la reclamación de indemnización por daños a la cobertura del seguro es válida, es fundamental utilizar todos los medios necesarios para obtener un acuerdo razonable y justo. Si el titular de la póliza no puede comunicarse con la agencia de seguros, puede ser el momento de contratar a un abogado para que hable con los empleados o gerentes en su nombre.

Una vez que se ha establecido el contacto, el asegurado debe asegurarse de que toda la evidencia de que el reclamo es válido esté disponible para su presentación. Luego, la empresa debe proporcionar una oferta. Si la oferta no es suficiente para cubrir el daño o no como se especifica en la póliza, es posible que el transportista esté tratando de dar solo lo suficiente para detener el contacto y evitar una demanda. Es después de que no se puedan lograr más negociaciones que se debe contratar a un abogado con experiencia en reclamos de seguros para ayudar con el resto de estas situaciones. Este profesional legal puede ser suficiente presión para hacer que la oferta aumente. Si él o ella no es lo suficientemente intimidante, un reclamo a través de los tribunales con litigio puede ser el siguiente paso necesario.

Presentar reclamaciones de seguros de mala fe con un abogado

El abogado contratado podrá determinar que las prácticas de mala fe han estado atormentando a la víctima del daño a lo largo de la situación. Luego, compondrá las pruebas y, si es necesario, obtendrá las declaraciones de los testigos. A menudo, se redacta una carta para la agencia de seguros y se hace una oferta o la madre va a los tribunales. Si desea presentar un reclamo de mala fe contra una compañía de seguros, comuníquese con las oficinas legales de AZ Home Town Law Firm al 602-495-1005.

Agregar un comentario!

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Selector de estilo REAJUSTE
Estilos de cuerpo
Combinación de colores
Patrón de fondo
Imagen de fondo